La maternidad en la actualidad

Este libro es el producto de un recorrido profesional y personal, empezó a gestarse la idea de escribirlo mucho antes de mi maternidad y fue tomando forma progresivamente tras muchas reflexiones que me iban conduciendo a las siguientes cuestiones: generalmente a las madres se las trata de aleccionar, culpabilizar, se las venera o se las degrada, haciendo tramposa pedagogía para que cumplan como madres de acuerdo con unos esquemas preestablecidos sin cuestionarse apenas el sujeto mujer que late dentro de cada una de ellas, de nosotras. Las madres de hoy forman parte de una generación -bisagra, herederas de una época prolongada, históricamente hablando, en que se inculcaba la dedicación absoluta a los hijos, y por otro lado incorporando nuevos referentes que otorgan un papel activo a la mujer, todo ello sin haberse producido aún trasformaciones estructurales, que permitan realmente unas condiciones dignas para llevar a cabo el ejercicio de la crianza, sin renunciar permanentemente a la realización en otros planos de la existencia.


El reto consiste en como enfrentar la posición subjetiva del ser madre, si se elige serlo, elaborando el malestar generado por un discurso social que interacción con la historia vital individual, se caracteriza por mensajes contradictorios, una gran exigencia de llegar a ser "mujer diez" que cumple en todos los frentes, penalización de los embarazos en la esfera laboral, horarios que dificultan la tan demandada conciliación familiar-profesional...entre otros obstáculos.

12.11.09

La conciliacion de la maternidad y el espacio propio

La incorporación masiva de las mujeres en la sociedad a la vida laboral en las últimas décadas ha supuesto transformaciones sustanciales en la vida familiar. La división clásica de roles entre hombre y mujer que sustentaba el principio de atribuir al colectivo masculino la misión de sustentadores de la prole y al colectivo femenino la intendencia del hogar, está tambaleándose. Generalmente las parejas con hij@s trabajan en el exterior -a menos que se encuentren en paro- desde que nacen. El hecho de la crianza deviene una auténtica epopeya ya que las estructuras empresariales y la mirada de la propia comunidad no se han modificado al mismo ritmo de las necesidades que precisan estas nuevas circunstancias.

A todo esto se añade que la estructura familiar clásica también está transformándose.
La diversidad de modelos familiares es constatable y en un tanto por ciento
abrumador las mujeres componen las denominadas familias monoparentales mejor
llamadas en estos casos, monomarentales.

Pero, ¿el hecho de tener hj@s produce los mismos efectos en la subjetividad de
hombres que de las mujeres?
Dice Stern, en “El Nacimiento de una Madre”, durante el embarazo, a medida que su
cuerpo se encarga de la formación física del feto, su mente se encarga de la
formación de la idea de la madre en que usted se va a convertir. Al mismo tiempo,
empieza a construir la imagen mental de cómo cree que va a ser su bebé. De alguna
manera existen tres embarazos que se van produciendo simultáneamente: el feto
físico, se desarrolla en su matriz, la actitud de la maternidad, se desarrolla en su
psique y el bebé imaginado que, va tomando forma en su mente”

Esta transformación de la identidad produce sus efectos en la percepción de sí
mismas de las mujeres madres.

Gemma Cànovas Sau

Aqui se encuentra todo el articulo en formato PDF:
http://www.inteligenciaemocional-portal.org/ARTICULOS/GEMMA%20CANOVAS.pdf